VÍDEOS

¿EN QUÉ ERES EXPERTO?

WHAT DO YOU PRACTICE EVERYDAY? ¿QUÉ PRACTICAS TODOS LOS DÍAS?

Nos volvemos expertos en aquello que más practicamos, y esto es indudable. A base de la repetición una y otra vez, adquirimos la destreza de ejecutar casi a la perfección aquello que hemos practicado. 

¿Qué pasa cuando esta práctica no es del todo consciente?

Imagina que empiezas a entrenar al ping-pong. A base de entrenamiento, rutina y disciplina acabarás desarrollando ciertas destrezas para esta práctica. Y esto lo haces y decides de forma consciente. 

Imagina ahora que sea lo que sea lo que te sucede te enfocas en primer lugar en lo «negativo». Lo primero son las quejas, críticas, disgustos, peros…Llegará un momento que serás un artista en la detección de los puntos más flojos, menos positivos e incluso puede que encuentres pegas a la mayoría de las cosas que vives. 

Ahora bien, ¿qué sensación te genera esto? Probablemente alguna que se aleja del bienestar y felicidad. Si practicas el enfado de forma regular, acabarás siendo un experto en enfadarte. Si practicas los gritos, acabarás hablando más alto que nadie. Si practicas la envidia, acabarás sintiendo envidia hasta de la cosa más sencilla. Da igual en lo que pienses, basta con practicarlo con asiduidad para convertirte en un EXPERTO.

Y yo, me pregunto. Si es tan sencillo, si solo se trata de practicar, ¿por qué no hacerlo en cosas que solo te reporten felicidad? 

¿Por qué no sonreir cada día hasta con la cosa más cotidiana?, ¿decirle piropos a todo lo que te encuentres?, ¿buscar palabras bonitas y positivas para construir tus frases? ¿poner recordatorios en casa, en el móvil con frases positivas? ¿Por qué no empezar a redirigir el foco hacia la armonía? 

Es probable que al principio cueste. Puede ser que te descubras en algún momento repitiendo patrones? Es normal, no pasa nada, llevas haciéndolo toda tu vida. La cuestión es, ¿QUIERES CAMBIAR TU FOCO? ¿TE ATREVES A TOMAR ACCIÓN? 

Esta es la clave, este es el punto de partida. Si no tienes claro las respuestas de poco servirá. Sí, es verdad, puede ser que durante unos días te sientas activo, te sientas que las cosas se ven de otra manera. Pero si de fondo, no existe ese convencimiento y esas ganas de CAMBIAR EL CHIP, difícilmente te volverás un experto. 

Y si decides, tomar acción. ¿Por dónde empezar? Recolócate y obsérvate, sin juicios, sin críticas. Identifica uno de esos patrones que repites de forma inconsciente y céntrate en él. Puede ser que quieres hacer más de un cambio. No tengas prisa, no seas exigente, no asumas más de lo que puedas gestionar. Empieza con una y verás como poco a poco y de forma natural el proceso se va a ir dando. 

Imagina que descubres que tiendes a tener una expresión apagada, triste, «neutra». El simple ejercicio de SONREIR cada cierto tiempo en tu día, activas una serie de conexiones internas que ayudan a tu cuerpo a recolocarse. UNA SONRISA, activa no solo los músculos de la cara sino también conexiones emocionales que hace que nuestro cuerpo reaccione de distinta manera ante una determinada situación. Puede ser que al principio te sientas que tienes que forzar la SONRISA, no te preocupes. Poco a poco se irá dando de forma natural y el momento en el que descubres que estás sonriendo porque sí, es simplemente mágico. 

sonrisa
amor
enfado

Y ahora bien, ¿ESTÁS PREPARADO PARA DECIDIR EN QUÉ QUIERES SER UN EXPERTO?

Solo tú tienes la llave, solo el amor es el motor del cambio.

También puede gustarte...